BENBENUTO

BENBENUTO

Que tu estancia aquí sea placentera, y que mis letras logren llevarte a la reflexión, al análisis pero sobre todo, que te sirvan de aliento, de consuelo y apoyo. No estás solo, escritor novel. Yo camino a tu lado, hoy y siempre.

¡Préstame tus ojos!

Por favor, si detectas algún inconveniente visual (como que las entradas no se puedan leer) notifícamelo por cualquiera de los medios de contacto (mail, twitter o Facebook) para arreglarlo de inmediato. Este es un blog dirigido por una administradora invidente, y necesito de tus ojos para asegurarme de que todo luce espléndido ;-)

sábado, 14 de noviembre de 2015

Reseña: «La historia del loco», de John Katzenbach


 
Datos:
Título del libro: La historia del loco.
Autor: John Katzenbach.
Editorial: Ediciones B.
ISBN: 8466619461
Año de publicación: 2007
Número de páginas: 544

Sinopsis:


Mi opinión:
Han pasado veinte años desde que el Western State Hospital cerró sus puertas y sus últimos pacientes se reintegraron a la sociedad. Francis Petrel tenía poco más de veinte años cuando su familia lo recluyó en el psiquiátrico tras una conducta imprevisible y la crisis posterior. Ahora, alcanzada la mediana edad, lleva una vida sin rumbo y solitaria, alejado en un piso barato y permanentemente medicado para acallar el coro de voces en su cabeza.
Pero un reencuentro en los terrenos de la clausurada institución remueve algo profundo en su mente agitada: unos recuerdos sombríos sobre los truculentos hechos que condujeron al cierre del W. S. Hospital, y el asesinato sin resolver de una joven enfermera, cuyo cadáver mutilado fue encontrado una noche después del cierre de las luces. La policía sospechó de un paciente, pero sólo ahora, con la reaparición del asesino, se conocerá la respuesta.

Mi opinión:
Si bien he leído novelas que me han dado qué pensar y que me han dejado con la boca abierta, hacía mucho, mucho tiempo que no me topaba con un libro que me mantuviese al borde de la silla, con todos los músculos tensos y con mi cerebro funcionando a cien, sin contar el eufórico desenlace.
El primer trabajo de John Katzenbach con el que me topé me aburrió hasta dormirme, debido a lo pesada y redundante de su narración. Sin embargo, «La historia del loco» no posee nada que desagrade al lector, es más, me ha parecido una lectura bastante ágil, cuya única pega radica, más bien, en un aspecto muy personal y que me ha saltado a la vista más por estar yo en modo tiquismiquis que por otra cosa:
La historia brinca de un narrador a otro, comenzando por un narrador en primera persona (el cual narra el presente del personaje) que se alterna con otro en tercera (encargado de contar el pasado). No obstante y, en mi humilde opinión, hay un fallo en el narrador en tercera persona, y es que si estamos hablando de que a fin de cuentas el protagonista es quien cuenta la historia (tanto en la primera como en la tercera persona), es imposible, por ende, que conozca los movimientos, pensamientos y sentimientos con tanta exactitud de otros personajes que no sean él. Hay un tipo de narrador llamado «narrador omnisciente», que es el que lo sabe todo acerca de cada uno de los protagonistas, pero a mi parecer, en este caso no aplica. Probablemente esté equivocada (muy probablemente, no soy licenciada en letras), pero es el único defecto que he encontrado en este texto y que, la verdad, bien puede pasar desapercibido si uno no anda en modo quisquilloso.
Porque los personajes son todos unos tipazos. Y me detengo aquí porque si bien no es el primer libro con el que me encuentro que intenta abordar el tema de la locura (alucinaciones, delirios, manías, compulsiones, etc.), sí es el primero que se lleva mi más sincera admiración en lo que a manejar el tema se refiere. No se trata de los clásicos locos, John Katzenbach te muestra lo aterrador que puede ser presentar alucinaciones, pero también, la lucha interna que lleva la persona que las manifiesta, sin perder por ello su humanidad; gente que pese a sus enfermedades / trastornos / patologías (como quieran llamarles) conservan, en un inicio, rasgos característicos de su propia personalidad, la cual se va deteriorando con el paso del tiempo, o que cae en picada ante un evento realmente traumático hasta convertirse en catatónicos. Es impresionante, escalofriante pero también, sumamente sensible, porque al estar plasmado desde la perspectiva de una persona «loca» te muestra una panorámica que pocos (hasta ahora, sólo he leído un libro que aborda la temática de forma bastante acertada y no tan cliché [un cliché que me crispa y mortifica en demasía] y que, aun así, se queda corto en comparación), muy, muy pocos libros alcanzan a reflejar.
Y es que en esta magistral obra la trama no se ve desde afuera, no vemos al clásico psicópata que de tanto en tanto pierde el piso y comete atrocidades de las cuales no se acuerda (como espantosamente lo plantea Stephen King, perdón, pero me chocan ese tipo de libros y de películas en general, no es nada personal en contra del señorón), sino que se visualiza desde dentro, desde el interior de la cabeza de un sujeto que oye voces, que se siente inseguro respecto a lo que siente  y cree correcto o incorrecto, y que lucha con todas sus fuerzas por establecer un equilibrio en su vida.
Increíble. Magnánimo. Una novela que se ha ganado un puesto en mi lista de favoritos y que recomiendo sin dudas a quienes disfrutan con indagar quién es el culpable de todo.
Sin más que añadir, ¡caso cerrado!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡ESCRIBE TU COMENTARIO!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...