BENBENUTO

BENBENUTO

Que tu estancia aquí sea placentera, y que mis letras logren llevarte a la reflexión, al análisis pero sobre todo, que te sirvan de aliento, de consuelo y apoyo. No estás solo, escritor novel. Yo camino a tu lado, hoy y siempre.

¡Préstame tus ojos!

Por favor, si detectas algún inconveniente visual (como que las entradas no se puedan leer) notifícamelo por cualquiera de los medios de contacto (mail, twitter o Facebook) para arreglarlo de inmediato. Este es un blog dirigido por una administradora invidente, y necesito de tus ojos para asegurarme de que todo luce espléndido ;-)

sábado, 21 de noviembre de 2015

Libros que me han matado, y no precisamente de gusto (parte IV)



El mes pasado no hubo cabida para esta sección, afortunada o desafortunadamente, pero hoy traigo a los nominados de noviembre.

He visto que en muchos blogs hacen algo similar, donde enlistan los libros que no les han gustado o que jamás de los jamases leerán, así que me he animado a hacer algo parecido, sólo que mi lista se limitará a mencionar únicamente a cinco libros y no a diez, que tampoco se trata de hacerla de sepulturera literaria =P

 

Importante: los comentarios que haré acontinuación son absolutamente personales, sin ánimo de ofender a fans o a autores de las obras. Seguramente tendrás una opinión distinta a la mía, y es muy respetable.

 

El ocho, de Katherine Neville:

Empecé este libro muy entusiasmada…y me desilusioné completamente. Seguro se debe a que pues eso, tenía puesto el listón demasiado alto para esta obra…el caso es que no lo terminé, me habré leído una tercera parte de la novela, y lo que me obligó a dejarla fue la cantidad exorbitante —para el poco número de páginas que llevaba— de incongruencias que se presentan. Comparan a esta autora con Dan Brown, y aunque sí que hay algunos párrafos históricos muy interesantes que consolidan la trama, los protagonistas del Sr. Brown se ven, de una manera coherente —por llamarlo de alguna forma, vamos, que no deja de ser ficción— arrastrados a ciertas situaciones, a diferencia de aquí, en donde las protagonistas tienen motivos por demás absurdos para continuar indagando en aquella locura —o al menos, eso de no avisar a las autoridades sólo porque cierta persona tiene un berrinche… ¿es en serio?—, sin contar con que los cambios de humor tan radicales de todos los personajes acabaron hartándome. Seguramente me estoy perdiendo de una obra maestra, pero por mi parte, Katherine Neville pasa de mis gustos.

 

El psicoanalista, de John Katzenbach:

Hay una cosa en la que les doy la razón a todos los fans de este autor: sus libros son bastante diferentes unos de otros. Y es que mientras «La historia del loco» me dejó encandilada, esta novela me aburrió hasta lo babeante, mareada de los párrafos y párrafos divagatorios-explicativos que contenía…en fin, que lo dejé por la paz. Espero encontrarme otra obra de este autor que me deje, tal y como lo hizo la ya mencionada Historia del loco, sin aliento.

 

After Dark, de Haruki Murakami:

Es la primera cosa que he agarrado de este autor, pero la dejé por el estilo de narración, al cual no estoy para nada acostumbrada. Los personajes se ven interesantes, muy particulares, pero por el mismo estilo de la narración, me costó seguirles la pista y acabé desistiendo.

 

Las dos después de medianoche: Ventana secreta, jardín secreto, de Stephen King:

Odio, me repatean las novelas donde la tan afamada «doble personalidad» se maneja como la clásica onda de un fulano que no recuerda las atrocidades que hace, acabándose de descubrir todo por x o y. Mal encausado, pésima forma de narrar y definitivamente una temática mal manejada, terminé este cuento / noveleta / novela corta sólo porque tenía la ferviente esperanza de que King no cayera en ese espantoso estereotipo…pero lo hizo.

 

Sin historial, de Lissa D’Angelo:

Esta es una autora autopublicada bastante conocida en la red (salvo por esta obra, que me parece que ha sido editada y publicada por varias editoriales), y que pese a su reconocida fama no logró conquistarme, más que nada, porque su historia tiene muchas incoherencias, sin contar con su forma de contar las cosas la cual, me ha enredado o más bien, me ha ilustrado muy poco —poquísimo— como para ubicar en dónde está la prota o qué hace. En fin, otra lectura en la que soy un bicho raro, porque como ya dije, a muchísima gente le fascina esta autora. Yo, con todo el respeto, paso.

 

¿Conocen a estos autores? ¿Se han leído estas obras? ¡Vengan a rebatirme, que yo los leo!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡ESCRIBE TU COMENTARIO!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...