BENBENUTO

BENBENUTO

Que tu estancia aquí sea placentera, y que mis letras logren llevarte a la reflexión, al análisis pero sobre todo, que te sirvan de aliento, de consuelo y apoyo. No estás solo, escritor novel. Yo camino a tu lado, hoy y siempre.

¡Préstame tus ojos!

Por favor, si detectas algún inconveniente visual (como que las entradas no se puedan leer) notifícamelo por cualquiera de los medios de contacto (mail, twitter o Facebook) para arreglarlo de inmediato. Este es un blog dirigido por una administradora invidente, y necesito de tus ojos para asegurarme de que todo luce espléndido ;-)

jueves, 21 de febrero de 2013

Teclas musicales X: ¿quién lo sabrá?



Hoy, más que traerles una canción, vengo a sacar algo que me viene calando desde hace ya varios meses —sí, meses, ya ven lo mucho que puedo aguantar sin decir nada—, y que si no digo ya acabará por hacerme explotar.

Aunque no lo parezca, hace no menos de un año era una persona bastante sumisa, de esas que se muerde la lengua antes que defender sus derechos o expresar algo con lo que no está conforme. No obstante y afortunadamente —sí, ahora sé que es una fortuna—, cambié.

Un día, decidí no quedarme callada, decidí expresar mis disgustos. Eso sí, siempre con respeto, recordemos que nuestra libertad termina donde empieza la del otro.

No obstante, hace ya varios meses que me vienen ocurriendo situaciones que me han mortificado en demasía. Para mí el año pasado no terminó tan feliz como me hubiera gustado: personas en las que yo había depositado mi confianza me traicionaron, me pisotearon y encima me dieron una patada; jugaron con mis sueños, volviéndolos pesadillas.

Y entonces me pregunté: ¿vale la pena que haga todo esto? ¿Tiene algún sentido que pelee en contra de quienes abusan del débil? ¿Sirve de algo que luche contra la discriminación?

Créanme, mi moral quedó destrozada a finales del 2012. Tanto que terminé enferma y sin poder levantarme de mi cama durante tres semanas. Por suerte, mi familia, mis amigos y demás allegados me levantaron e impulsaron a seguir adelante.

Afortunada o desafortunadamente, esta situación de abuso y atropello volvió a ocurrirme durante esta semana. Y volví a hacerme las mismas interrogantes de arriba, dudé de mis propias capacidades, lloré de rabia, de impotencia, y estuve a punto de desistir, de rendirme y resignarme a ser del montón, de mandar al mundo al carajo y dejar que resolvieran sus problemas solos, sin importarme en lo más mínimo lo que le pasase al prójimo.

Pero entonces un profesor me hizo recordar que no vale ser conformista, que no vale quedarse con lo que ya está escrito, que no vale abandonar los sueños sólo porque a alguien con mala leche le dio la gana de defecar sobre uno. ¿Saben qué? No me importa. No me importa cuántas veces me tiren, cuántas veces se burlen de mis sueños, no me importa cuántas veces me apuñalen por la espalda.

Yo me levantaré, así derrame mil lágrimas para hacerlo, pero voy a ponerme de pie para seguir caminando, y voy a seguir peleando contra la discriminación, voy a seguir luchando contra quien abusa de otros sólo porque se cree con el derecho de hacerlo.

No se trata de declararle la guerra a nadie, pero tampoco pienso quedarme callada, señoras y señores. Por mis ovarios he llegado hasta donde estoy, y por mis ovarios pienso llegar más lejos, pienso hacer la diferencia, así me tachen de rara, así se burlen de mí o me miren con mala cara. Lo siento para quienes esto pueda significar un problema, pero se necesita más que todas estas situaciones para derribar a su servidora.

Hoy traigo un himno, mi voz en la voz de mi cantante favorita, el grito que no pude dar estos días. Quien quiera gritar conmigo es bienvenido y, quien no, pues mucho gusto.

Sin más, me despido no sin antes decirles que, para todo el que lo necesite, aquí tienen una mano amiga, alguien que no los traicionará y que peleará por ustedes a capa y escudo de ser necesario.

Por ustedes, hoy y siempre.
 
 
 

2 comentarios:

  1. Vaya me has emocionado, tiene mucha razón y eres muy valiente, un cambio así parece que no pero cuesta mucho. ¡Tienes todo mi apoyo!

    Un besote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, Flashia!
      Gracias por tu apoyo, me alegra haber llegado a alguien n.n
      Un abrazo enorme.

      Eliminar

¡ESCRIBE TU COMENTARIO!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...