BENBENUTO

BENBENUTO

Que tu estancia aquí sea placentera, y que mis letras logren llevarte a la reflexión, al análisis pero sobre todo, que te sirvan de aliento, de consuelo y apoyo. No estás solo, escritor novel. Yo camino a tu lado, hoy y siempre.

¡Préstame tus ojos!

Por favor, si detectas algún inconveniente visual (como que las entradas no se puedan leer) notifícamelo por cualquiera de los medios de contacto (mail, twitter o Facebook) para arreglarlo de inmediato. Este es un blog dirigido por una administradora invidente, y necesito de tus ojos para asegurarme de que todo luce espléndido ;-)

sábado, 16 de febrero de 2013

Talento en la red III: Villa



¡Hola, mundo!

Bien, bien, llegó el momento de presentarles al siguiente justiciado digo al nuevo talento en la red: Villa.

Villa es un amante de las letras, a veces poético, a veces fantástico y aunque parezca imposible, a veces terrorífico. Y si bien escribe de todo, hay un ingrediente que caracteriza a la perfección los escritos de este autor, y es que así los leas tres o cuatro veces, siempre te transmiten algo diferente, siempre captas un mensaje distinto en ese mismo texto.

Cuando me pidió que lo criticara me sentí algo extraña, ya que el año pasado había sido él quien me había veteado gran parte de Cultre, y ahora venir hacerle yo una crítica formal después de sentirme como una niñita de cinco años que no sabe leer y escribir, pues, fue raro.

«El regalo de los dementores» fue el texto que me pidió que criticara. Como se imaginarán, para los que están acostumbrados a la terminología Pottérica, esta obra es nada más y nada menos que un fanfic, de un solo capítulo y que, según se lee en la portada, pretendía participar en el concurso navideño del 2012 organizado en Potterfics. Poco sé del por qué el relato ya no entró al concurso, aunque creo que bien se habría podido colar en la lista de los diez mejores.

La historia se ubica en la tenebrosa prisión mágica del mundo creado por J.K. Rowling: la prisión de Azkaban. Plantea una noche navideña en donde los reos disfrutan de la ausencia de los dementores. O más bien dicho, se ve el regalo que los dementores les hacen a los reos: privarlos de su presencia sólo por esa noche.

La narración es buena, fluida y para nada repetitiva. Por ahí vi varios dedazos, tales como poner «las» en vez de «los», algún que otro acento que se dio a la fuga, entre otras cosillas a las que sería bueno que el autor prestase atención. No son cosas catastróficas, sólo que el texto se vería más lindo si se pulieran esos detalles.

La demencia de los presos puede palparse. Sus pensamientos, sus movimientos y reacciones van de acuerdo con todo el entorno, con toda la situación. Casi puedes ver las celdas mugrientas, el pasillo desierto y hasta la lluvia a través de la ventana. Y lo más importante, es que el escritor logra introducirte a todo esto en pocas pero significativas  palabras.

Quizás, y esto es una opinión bien personal, el texto carezca de emotividad. ¿A qué me refiero? Bueno, a que sí, las escenas, las ideas y acciones de los personajes están muy bien plasmadas, pero a lo largo de la historia no logra transmitirme una emoción en concreto. Como que comienzo a empatizar  con el protagonista —un mortífago—, como que me empiezan a caer bien todos, como que le agarro la gracia a Bellatrix, pero ninguno de estos «como que» logra concretarse.

No obstante, el final viene a tumbar lo anterior y termina por hacerme sentir un agradable cosquilleo en el pecho, acompañado de muchas preguntas. ¿Y si en verdad estaban muertos y aquello era sólo una especie de paraíso para los malvados en donde, su peor pesadilla —los dementores—, simplemente no existía? ¿O es que como dice Bellatrix, los dementores no estaban porque andaban tras Sirius Black? ¿Y si los dementores habían decidido, a pesar de su corrupta naturaleza, darles ese regalo porque sintieron lástima por ellos?

Creo que todas estas interrogantes son posibles en este texto. También creo que quien lo lea, no quedará ajeno, porque Villa tiene ese don, el de atraparte sin importar cuál sea la temática de sus escritos, siempre dejándote al final con un montón de preguntas no malas, sino curiosas y algunas, por qué no, reflexivas.

Así que ya saben, si lo que quieren es disfrutar de una buena lectura que además los invite a filosofar o a cuestionarse muchas cosas, Villa es su autor.

Les dejo el link al relato, como también al perfil del escritor en Potterfics.

 

El regalo de los dementores:


 

Perfil del autor:


 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡ESCRIBE TU COMENTARIO!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...