BENBENUTO

BENBENUTO

Que tu estancia aquí sea placentera, y que mis letras logren llevarte a la reflexión, al análisis pero sobre todo, que te sirvan de aliento, de consuelo y apoyo. No estás solo, escritor novel. Yo camino a tu lado, hoy y siempre.

¡Préstame tus ojos!

Por favor, si detectas algún inconveniente visual (como que las entradas no se puedan leer) notifícamelo por cualquiera de los medios de contacto (mail, twitter o Facebook) para arreglarlo de inmediato. Este es un blog dirigido por una administradora invidente, y necesito de tus ojos para asegurarme de que todo luce espléndido ;-)

jueves, 27 de diciembre de 2012

Teclas musicales III: «El mundo que soñé».

 

Hoy vengo con algo de esta estupenda cantante italiana: Laura Pausini. Yo soy una fan empedernida de esta mujer, y es que me fascina su música tanto en su versión en español como en italiano. Tal vez la mayoría no conozca la pieza que hoy he subido de ella, pero es que esta canción se presta a la perfección con lo que a continuación les voy a narrar.

Resulta que estaba yo la noche antes de navidad cuando por casualidad, escuché la conversación de dos niños, ella más grande que él y también, de mucha mejor situación económica.
 

—¿A ti qué te ha traído Santa Claus? —le preguntó la niña al otro.

—Nada —respondió él con naturalidad, como si entendiese a la perfección que aquella navidad Santa había estado muy ocupado haciendo regalos y no le dio tiempo de hacer el suyo—. ¿Y a ti?
 

Creerán que se me encogió el estómago por el hecho de que el niño no tuviese un regalo de navidad. Pero no, lo que me pasó fue que se me dibujó una sonrisa en los labios, una enorme sonrisa acompañada de una cálida sensación en el pecho. Y es que ese pequeño no estaba triste por no tener un regalo de navidad. Poco le faltó para decir: «¿qué más da si me trajo o no? ¿A ti qué te trajo? Seguro que el año que viene me toca algo…».

Y entonces me hice la pregunta: realmente se necesita de los regalos para que sea navidad? ¿Por qué rayos les vendemos esa idea a los niños? La navidad no la hacen los regalos, la hace la unidad, la alegría de saberte vivo y en compañía de seres queridos. A lo mejor ya no están todos los que quisiéramos, a lo mejor no tenemos una súper cena para degustar, pero estamos los que estamos, los que debemos estar y eso debería bastarnos, debería hacernos sonreír tan o más ampliamente de lo que sonrió ese pequeño esa noche. Fue la cosa más hermosa, se los juro, fue el mejor regalo que yo pude recibir.

Por eso hoy les traigo esta canción, para que la lleven no en un reproductor de música, sino en lo más hondo de su ser y la tengan presente durante todo este año. Hagamos un propósito que valga: hagámonos la promesa de que este año seremos mejores personas, seremos mejor mundo y nos preocuparemos por lograr que el de al lado componga una sonrisa. No es tan difícil, hacer que alguien sonría en el día. No nos vayamos a dormir sin lograr esto: arrancarle una sonrisa a alguien en el transcurso de la mañana.

 


¿Y tú? ¿Cuál fue el mejor regalo de navidad que pudiste recibir?

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡ESCRIBE TU COMENTARIO!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...