BENBENUTO

BENBENUTO

Que tu estancia aquí sea placentera, y que mis letras logren llevarte a la reflexión, al análisis pero sobre todo, que te sirvan de aliento, de consuelo y apoyo. No estás solo, escritor novel. Yo camino a tu lado, hoy y siempre.

¡Préstame tus ojos!

Por favor, si detectas algún inconveniente visual (como que las entradas no se puedan leer) notifícamelo por cualquiera de los medios de contacto (mail, twitter o Facebook) para arreglarlo de inmediato. Este es un blog dirigido por una administradora invidente, y necesito de tus ojos para asegurarme de que todo luce espléndido ;-)

sábado, 22 de febrero de 2014

Entrevista a Elisa Cotarelo, autora de «El peligro de llamarse Nerea»



¡Buenos días alegrías!

Hace un par de semanas les traje la reseña de: «Elpeligro de llamarse Nerea», una novela negra que sin duda me ha gustado mucho. Hoy, pues, les hago entrega de la respectiva entrevista a su autora, quien tiene muchas cosas qué contarle y de la que, sin duda, podremos aprender. Con ustedes, Elisa Cotarelo:

 

  1. Cuéntanos un poco sobre ti: ¿de dónde eres? ¿qué edad tienes? ¿Cuándo comenzó tu pasión por la escritura?
    Tengo 46 años, soy asturiana, nacida en Vegadeo, pueblo ubicado en el norte de España, pero resido en Vigo desde hace algunos años.  Soy Licenciada en Ciencias Policiales y diplomada en Relaciones Laborales y he trabajado para el Estado hasta el año pasado, tiempo en que me jubilaron por enfermedad grave.  Ahora me dedico principalmente al cuidado de mis dos hijos, a leer y a escribir. Este es, más o menos, mi día a día; alternando momentos de ocio, tareas domésticas y la escritura.
    Mi afición a la escritura surgió a temprana edad. Recuerdo que comencé a leer novelas a los diez años, que por las noches no conseguía dormir sin antes leer al menos un capítulo de la novela que tenía sobre la mesita de noche. Esa costumbre continúa a día de hoy.  Y poco después comencé a escribir.  Al principio era poesía. Malísima. ¡Menos mal que no he continuado por ese camino! Se me daba fatal.  Luego escribí también un par de diarios y algunos cuentos infantiles, hasta que me lancé con la novela para adultos
     
  2. ¿«Elisa Cotarelo» es tu nombre real o tu pseudónimo? Si es lo segundo, ¿por qué decidiste firmar tu obra bajo ese nombre?
    Elisa Cotarelo es mi nombre real. El apellido Cotarelo es muy común en la zona del Occidente asturiano, aunque poco conocido en el resto del mundo.  De hecho, en la zona de los Oscos (en Asturias) existe un pueblecito, de unas tres o cuatro casas, que se llama Cotarelo, supongo que de ahí proviene el apellido, aunque nunca he comprobado realmente su procedencia.
     
  3. ¿Qué tipo de libros te gusta leer? ¿Dirías que estos autores han influenciado en tu estilo?
    Yo leo principalmente novela negra y novela histórica. No me gusta demasiado, sin              embargo, la novela romántica. De este género he leído muy poco. Mis autores favoritos son Carlos Ruíz Zafón y María Dueñas; de hecho el mejor libro que yo he leído, desde mi punto de vista claro está, es "La sombra del viento" de Carlos Ruíz Zafón.
    Yo creo que las novelas que uno lee siempre influyen a la hora de escribir. No es que yo me base en ellas ni que intente copiarlas, pero siempre quedan retazos en la memoria que, inconscientemente, salen a la hora de escribir mi propia historia.
     
  4. ¿Qué elementos crees que no deban faltar en una novela negra para que sea atrapante?
    Yo creo que el ingrediente principal es el suspense, eso que te engancha al libro pidiéndote leer más y más, sin que puedas dejarlo y, cuando lo dejas, que estés deseando cogerlo de nuevo para descubrir qué está pasando, quien o quienes pueden ser los culpables, por qué, cómo lo hacen, dónde. Si bien es difícil mantenerlo de principio a fin de la novela y muchas de ellas resultan previsibles, o bien el escritor se repite una y otra vez una novela tras otra. Es complicado.
     
  5. ¿Cuál es tu parte favorita a la hora de escribir?
    Lo primero que hago antes de escribir una novela es trazar la trama y dotar de personalidad a los que van a intervenir en ella. Esto lo hago a bolígrafo, en una libreta, y salen unas veinte páginas porque se trata de un resumen muy escueto.
    Después viene la parte que más me gusta, que es escribir la novela. Y lo hago sin demasiados miramientos, porque luego vendrán unos quince o veinte repasos y correcciones. En esta primera escritura pongo lo que sale, siempre dentro de la trama ya ideada claro está, pero usando las palabras comunes que me salen, la mayoría de ellas "palabras comodín" como "ser", "estar" "cosa", etc.
    Luego inicio las correcciones, una tras otra, donde voy perfilando la novela más y más, dándole forma, sustituyendo las palabras "comodín" por otras que suenen mejor, repasando toda la novela frase a frase; puede que en una frase, si cambias el orden de las palabras, suene mejor. Y así hasta que la novela está a mi completo gusto. Luego todavía le doy una vuelta más buscando erratas.
    Pero hay que tener en cuenta que todo este trabajo lo desarrollo yo sola. Yo no tengo editorial, no hay detrás de mi un equipo de gente que me corrija, que maquete la novela, que diseñe la portada y que la promocione. Todo yo sola. Y esa última parte es la que se me hace más pesada, quizá porque carezco de los conocimientos necesarios, pero aún así, trato de dotar la novela de la mayor calidad posible.
     
  6. ¿Cómo surge la idea de publicar algo como «El peligro de llamarse Nerea? ¿Qué te inspiró?
    "El peligro de llamarse Nerea" la comencé a principios del año 2010.  Invertí dos años en escribirla y otro más en realizar correcciones y algunos cambios. Si bien he de decir que no me he dedicado a ella a tiempo completo, pues yo sólo escribo por las tardes, y no todas. Pero, quizá, una media de tres horas diarias sí que le he dedicado a lo largo de estos tres años.
     La idea surgió cuando yo trabajaba en el Grupo de Delitos Informáticos, donde       comencé a principios del año 2007.  Allí pude comprobar que a medida que Internet se iba expandiendo y haciéndose cada vez más popular, también se iban duplicando los delitos con él relacionados, a él debidos o a su amparo ejecutados. Y, si bien en un ochenta por ciento, aproximadamente, tales delitos consistían en pequeñas estafas a través de la red, más adelante, con la implantación y auge de las redes sociales, fueron creciendo los ataques cibernéticos a las personas: acoso, insultos, chantajes y demás. Podíamos comprobar cómo había personas que creaban amistades, enemistades y hasta se enamoraban a través de la red, sin haber visto jamás a la persona con quien interactuaban. De esa forma fue germinando la idea de escribir una novela en la que la trama girara entorno al peligro que puede acarrear Internet si no se usa correctamente y con precaución, si se aportan más datos de los debidos a personas a las que jamás hemos visto.
  7. ¿Probaste enviar la novela a alguna editorial? ¿O la autopublicación fue tu primera opción?
    Esta novela la he enviado a varias editoriales, allá por el mes de junio, y todavía no he obtenido respuesta.  Con este panorama, de momento no me lo planteo, no al menos hasta que yo misma, con mi trabajo y esfuerzo, consiga hacerme con un "nombre" dentro del entorno editorial.  Pues, como sabéis, hoy en día las editoriales, al menos en España, están dedicadas a los autores consagrados y a las personas que, por cualquier otro motivo, son famosos y ya tienen su público (tales como biografías de cantantes, futbolistas y demás). Los autores cuyo nombre no es conocido no tenemos cabida en el mundo editorial, por tanto nos vemos obligados a autopublicar nuestras obras. Porque ¿quien lee la novela de un autor cuyo nombre no le suena de nada habiendo tantos libros en el mercado de autores conocidos? Resulta difícil que nos lean aunque las pongamos gratis, pues también existen miles de obras de descarga gratuita en la red.
     
  8. ¿Qué respuesta has tenido por parte de los lectores?
    Cabe decir que, de momento, he tenido pocos lectores pero a esos pocos les ha gustado mucho la novela y la están recomendando. También he de decir que , por lo que he observado en los blog literarios donde la han leído, gusta poco a los adolescentes porque la ven lenta y quizá no les gusten los personajes tan reales sino que prefieren algo más fantástico; pero, por otra parte, gusta y mucho a las personas más mayores, las que superan la veintena.
     
  9. Según tu experiencia como inspectora de policía, ¿qué opinas acerca de las amistades/relaciones por internet?
    Yo creo que Internet uno puede encontrar y conocer el mismo tipo de personas que podemos conocer en la calle. Hoy en día casi todo el mundo está en Internet. Lo que ocurre es que hay que tomar precauciones porque en este caso no tenemos a la persona cara a cara, no podemos descifrar sus gestos, el tono de su voz, su lenguaje corporal en definitiva, que tanto nos dice inconscientemente de la persona. Por eso hay que tomar precauciones, pues puede ocurrir como cuando tienes una enfermedad y te dice el médico que eso sucede en un caso de cada millón, y tú te preguntas: ¿y me ha tenido que tocar a mi?.  En Internet es igual, quizá solo en un caso de cada millón topes con un sinvergüenza, pero te puede tocar a ti si no tomas las precauciones debidas.
     
  10. A mi parecer, el personaje de Nerea está muy bien logrado. ¿Te costó mucho desarrollar su personalidad y todo lo que la hace ser como es?
    No demasiado. Yo creo que hoy día podemos encontrar miles de adolescentes como Nerea. Hijos únicos, padres que trabajan de mañana por noche, hipotecas que merman considerablemente los ingresos de la familia, hijos que pasan la infancia en el colegio o en actividades, esperando a que sus padres terminen de trabajar y los recojan para ir a casa, físico que no concuerda con unos cánones de belleza muy exigentes en cuanto al peso, la estatura y demás.
    Y cuando desarrollé el personaje de Nerea aún la crisis no había hecho estragos en la sociedad, porque al fin y al cabo Nerea es hija de padres mileuristas, y que trabajan los dos. Hoy en día, lamentablemente, eso es casi un lujo.
     
  11. «El peligro de llamarse Nerea» nos trae una visión detallada de cómo funciona el sistema policial y judicial español, y si he de ser franca, hubo momentos en los que toda esa burocracia y vueltas me sacaban de mis casillas. En tu opinión, ¿crees que para casos serios (como lo es el de un secuestro) hay cosas dentro de este sistema que deberían cambiarse?
    En primer lugar, decir que la trama de la novela es totalmente ficticia, sin que yo haya participado en mi vida profesional en la resolución de un caso de estas características. Lo que sí es real son los pasos que daría la policía ante un hecho de este tipo.  Tanto los plazos en los procedimientos, como la solicitud de documentación al Juzgado, los Mandamientos Judiciales, el proceso de investigación, los pasos que se dan para proceder a la detención del sospechoso, los problemas que surgen para demostrar los hechos en el juicio oral, todo ello se ajusta a la realidad que nos encontramos día a día.  Por eso, en mi opinión, creo que si, que en casos graves, como puede ser un secuestro o un asesinato, la Policía debería tener acceso directo a las Bases de Datos necesarias aportando, lógicamente, un tipo de identificación para las personas que accedieran, lo cual permitiría evitar posibles abusos. Pero hoy en día con la Ley de Protección de Datos, el acceso a la información se hace muy lento y se pierde un tiempo precioso en burocracia.
     
  12. Otro tema que me pareció muy interesante (y a lo mejor me voy a ver un poco rara preguntándote sobre esto) es el cómo tocas el punto de la jubilación. Y es que cuando uno es joven ve esta etapa como muy lejana, incluso criticamos a las personas que atraviesan una crisis (emocional, existencial, etc) al presentárseles esta situación. Desde tu perspectiva, ¿qué nos puedes decir al respecto? ¿Crees que falte en la sociedad un poquito más de comprensión acerca del tema?
    Cuando uno se jubila, y yo lo sé por experiencia, uno siente que la sociedad le ha "apartado" porque ya no sirve, sea por enfermo o sea por viejo.  Uno no sirve ni volverá a servir jamás.  Se acabó la vida profesional, ya no hay posibles ascensos, ni traslados, ni mejoras, no hay motivo para reciclarse y el teléfono deja repentinamente de sonar. Los compañeros de trabajo (si eran sólo compañeros y no amigos) van dejando poco a poco de llamar, se van distanciando.
    Pero no todo es tan trágico, pues también se va a disponer de mucho tiempo libre. Tiempo que uno puede dedicar a realizar todo aquello que le hubiera gustado pero que nunca ha podido por carencia de tiempo.
    Yo creo que todas las circunstancias de la vida tienen su lado positivo y su lado negativo. Absolutamente todas. Y lo que debemos hacer es centrarnos en la parte positiva y olvidar lo negativo. A mi, por ejemplo, me vino bien para poder dedicarme a escribir.
     
  13. ¿Te inspiraste en algo o en alguien para crear al personaje del secuestrador? ¿Alguna vez te has topado con un criminal así? (haciendo referencia a su trastornada psique)
    No, en nadie, ni siquiera en películas vistas. El personaje del secuestrador no es el típico psicópata, pues los psicópatas no tienen sentimientos hacia el resto de las personas, y Eladio sí que los tenía: adoraba a su hijo y amaba a su mujer. El personaje de Eladio es derivado de una especie de locura originada por los hechos que ocurrieron en su familia, digamos que se trataría de una psicopatía causada por acontecimientos exteriores y no originados en su ser interno. Eladio es muy inteligente y eso unido a su locura transitoria engendra un personaje terrorífico.
     
  14. ¿Qué consejo nos darías a quienes nos gusta entablar amistades por internet?
    Diría que tomen las precauciones debidas, pues no sabemos quien está al otro lado. Puede estar diciéndonos verdades o mentiras como templos. Sobre todo no aportar demasiados datos personales, en ningún caso facilitar nuestro teléfono, domicilio o lugares que frecuentamos y horas a las que acudimos a esos lugares. Y, caso de concretar una cita para conocerse en persona, que sea en lugar público y concurrido.
     
  15. ¿Algunas palabras que quieras dedicarles a todos aquellos escritores de novela negra que aún no se animan a publicar?
    Yo les diría que se animen, que hoy en día disponemos de la herramienta llamada "autopublicación" y no es necesario que una editorial nos dé el visto bueno. Y de hecho hay novelas que primero han triunfado autopublicadas en Internet y luego han conseguido editorial. Hay que intentarlo, exponer la novela a la valoración del público y ver qué ocurre luego. Ánimo y adelante, que salgan del cajón todas esas historias que hay por ahí guardadas, que seguro muchas valen la pena.

 

No me queda más que desearle todo el éxito y la suerte a esta autora, animando también a los lectores a darle una oportunidad a sus personajes y a la historia que tienen que contar.

Dudas, comentarios y sugerencias, ¡tecleen que yo los leo!

2 comentarios:

  1. Tengo pendiente El peligro de llamarse Nerea, pero espero leerlo pronto!
    Buena entrevista!!

    ResponderEliminar
  2. Hola, soy Elisa Cotarelo, la autora, y estoy aqui para dar las gracias a este blog por la inestimable publicidad que ha brindado a mi novela. Y también para decir que una editorial se ha interesado en la edición digital de "El peligro de llamarse Nerea". Han decidido publicarla en ebook de momento, aunque no descartan ampliarla a papel en un futuro. Estoy muy ilusionada y muy contenta con la aceptación que está teniendo esta novela. Gracias a todos los que me apoyáis.

    ResponderEliminar

¡ESCRIBE TU COMENTARIO!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...